Por qué Spotify se parece más a Amazon que a Netflix