Los discos de vinilo y los CDs superan en ventas a las descargas digitales, aunque la música en streaming está matando a ambos